Se acercan los Reyes Magos y todos queremos sorprender e ilusionar con los regalos. Si los más pequeños de la casa han pedido en su carta un regalo tecnológico y estás pensando en un móvil, no puedes perderte este post.

¿Es necesario que los niños tengan móvil? ¿A partir de qué edad es recomendable que dispongan de uno? Estas son las principales preguntas que todos los padres nos hacemos.

Según el instituto nacional de estadística, a partir de los 10 años de edad se aprecia un aumento significativo de la pertenencia de móviles. A los 12 años el 75% de los niños ya disponen de teléfono móvil. ¿El motivo? Estos niños han nacido dentro de la era digital y los dispositivos electrónicos forman parte de su día a día. Son herramientas de comunicación, canales sociales, pero también de consulta y de control para los padres, permitiéndoles saber dónde se encuentran sus hijos y pudiendo contactar con ellos en cualquier momento.

¿Pero cuál es la mejor edad? Según los expertos no hay una edad exacta puesto que dependerá de la madurez y de las necesidades del niño, aunque lo recomendable sería que no fuera antes de los 13 años, edad e la que los niños empiezan a ser un poco más independientes.

Eso sí, debería ser un uso con restricciones (determinados accesos y horarios), aunque lo importante no es prohibir el uso sino una buena educación digital y potenciar su responsabilidad.

¿Cuál es el mejor móvil para un niño?

Tiene que ser un móvil de fácil uso, resistente y que disponga de posibilidad para control parental.

Algunos de los modelos más interesantes son:

  • Alcatel Onetouch Pixi 3: un móvil muy económico (entorno a 50€) y de uso muy sencillo para los más pequeños de la casa. Cuenta con unas prestaciones básicas y la posibilidad de instalar juegos para niños.
  • Huawei Ascend Y330: Por unos 70 € tenemos este dispositivo algo más equipado que el anterior pero también muy sencillo e ideal para los más pequeños.
  • Wiko Lenny 2 Coral: colorido, divertido y con las prestaciones necesarias para el uso de un niño.
  • Moto G5: dispone de un resistente exterior de aluminio y las principales prestaciones de un dispositivo actual, pero de fácil uso para un niño.
  • iPhone SE: Si dispones de un iPhone y deseas que tus hijos también tengan uno para poder compartir información fácilmente, esta es una de las mejores opciones. Este iPhone cuenta con control parental que le impedirá acceder a determinados sites u utilizar aplicaciones específicas, por ejemplo, realizar compras en App Store. Eso sí, deberás contar con un buen presupuesto.
  • Nokia Lumia 550: Gracias a el acceso a Google Drive tu hijo podrá editar sus trabajos del colegio directamente desde el smartphone. Además, dispondrá de Cortana, un asistente personal que le ayudará a no olvidar ninguna de sus tareas.
  • K20 V de LG: Para los más despistados que siempre olvidan cargar, este dispositivo de fácil uso les aportará hasta 32 h de uso.

 

Una vez seleccionado el modelo más apropiado para el niño, es esencial instalar aplicaciones de control parental para asegurar que se realice un buen uso del smartphone.

Estas son algunas de las más conocidas:

Parently control: es de las app mejor valoradas del sector. Deberás instalarla en el dispositivo de padres e hijos. Fácil de configurar, permitirá controlar las aplicaciones a las que tendrán acceso los pequeños.

 

Qustodio: Se instala únicamente en el dispositivo del niño y permite bloquear el acceso a webs de contenido sensible, violento o sexual. También permite delimitar el tiempo de uso, localizar el dispositivo, bloquear aplicaciones y llevar un control de las llamadas y mensajes realizados. Los padres recibirán un reporte de la actividad diaria del dispositivo del pequeño.

 

Kids place: Esta aplicación se transforma en una interfaz para el acceso infantil que muestra únicamente las aplicaciones aprobadas por los padres. Para acceder a esta aplicación se requiere de una clave que solo los padres conocen, permitiendo restringir el uso del dispositivo.

 

Dinner Time: Esta aplicación bloquea el teléfono dentro de una franja horaria para impedir que tus hijos lo utilicen fuera del horario acordado. ¡Ideal para la hora de la comida!

 

Norton Family parental control: apto para startphone y tablet permite monitorizar las redes sociales, realizar un seguimiento de las visitar y controlar el tiempo de uso.

 

Si ya sabes la edad perfecta, qué dispositivo elegir y bajo qué restricciones, solo nos falta recordarte que los niños, niños son, y que en ocasiones tienen tendencia a tener manos de mantequilla y tienen un imán para las caídas imposibles. Por ello es imprescindible proteger su dispositivo con una funda, cristal templado y tener bien a mano nuestra web para reparar con la mejor calidad y precio su dispositivo en caso de resultar dañado. ¡Estaremos siempre a vuestro lado! ¿Donde quieres que reparemos tu dispositivo? Madrid, Barcelona, Sevilla, Cádiz, Granada, Málaga, Valencia, Bilbao, Valladolid, Alicante, Murcia, Coruña, Lugo, Toledo, Bilbao, Lleida, Santander, Girona, Tarragona, Palencia, Córdoba, Zaragoza… Allí donde te encuentres, recuerda que nuestro servicio de mensajería recogerá tu dispositivo y te lo devolverá reparado en 48 h.